CREíDAS

CREíDAS

«Cómo ser una CREíDA y descubrir tu PODER PERSONAL»

Se que lo primero que te preguntaste fue: ¿QUÉ ES ESO DE SER CREÍDA?

Pues déjame responderte que SER CREíDA es el mayor poder que tenemos las mujeres… El poder de CREER y DAR.

Así lo queramos negar, ¡¡¡En nuestro interior tenemos una envidia… de la buena!!!

Esa que nos mueve a hacer, a querer tener, a querer mejorar, a desear eso bueno que otras tienen y que tú también tienes derecho.

Sólo falta que en realidad TE LO CREAS.

Esta conferencia busca generar una nueva mirada, una motivación firme que nace de la claridad de RE-CONOCER el PODER PERSONAL, resignificando el concepto de CREíDA como un generador aspiracional muy poderoso.

Objetivos: Coaching Transformacional

Los objetivos que se logran con la conferencia “Cómo ser una CREíDA y descubrir tu Poder Personal”, son:

  • Elevar la consciencia de las participantes, sobre el poder de la autoestima como generador de mejores contextos familiares, profesionales y relacionales.
  • Conectar con la fuerza interior, el liderazgo y el protagonismo como generador de resultados.
  • Fomentar el liderazgo personal desde el ser mujer como generador de armonía.
  • Resignificar el poder de CREER en sí mismas y DAR al mundo una mejor oferta  desde ese lugar.

 

¿Te gustan las personas CREíDAS?

Pues si piensas como yo pensaba antes y como todos creemos creo que entre comillas «no te gustan»…

Y dirás por qué las comillas.

Voy a explicarte un poco pero primero quiero que recuerdes qué significa para ti una mujer CREíDA

Posiblemente lo primero que se viene a la cabeza es, alguien que se creé más que los demás, una mujer convencida, excesivamente orgullosa de algo que no necesariamente es cierto……

Pero, ¿¿¿Esto último dicho por quién???

Para entrar un poco en sintonía te voy a contar una historia:  algún día mi hija Manuela en ese entonces de siete u ocho años llegó a la casa y me dijo:

Manuela: Mami es que hay unas niñas en el colegio que se creen mucho… son muy CREíDAS

Gloria: Ok y ¿Qué significa eso? ¿Cómo son ellas?

Manuela: Son así… «mueven el pelo y caminan así«…

Gloria: Ok. O sea ¿se ven seguras?

Manuela: Uhmmm talvez, me dijo ella.

Gloria: Y ¿Qué más hacen?, le pregunté.

Manuela: Todo el mundo las mira y les pone cuidado…

Manuela: Uhmmm, ok entonces ¿Llaman la atención?

Manuela: Uhmmm si eso creo mami…

Gloria: ok y eso ¿Qué te produce?

Manuela: Me da rabia mami.

Gloria: ¿Sí? y ¿Por qué te da rabia?… ¿Te gustaría ser como una CREíDA, que las personas centren la atención en ti y sentir que eres hermosa moviendo el pelo y caminando con tanta seguridad que provoque mirarte?

Me respondió con un contundente uhmmm «¡¡Nooo!! «

Gloria:  pues a mí me encantaría que lo fueras.

Manuela: Mami, ¿En serio?

Gloria: ¡¡¡Clarooo!!! Ahora… de nuevo te pregunto…. ¿Te gustan las personas CREíDAS?

¿Esas CREíDAS que voltean el pelo, alzan la cara con altivez porque se sienten hermosas?

¿Esas CREíDAS que pisan fuerte, levantan las miradas y causan admiración?

¿Esas CREíDAS que hablan con seguridad, saben con claridad lo que quieren, ¡Lo buscan y lo logran!?

¿Esas CREíDAS que se aman como son, a la vez que se cuidan de sí mismas, cuidan su cuerpo, pero sobre todo cuidan su alma?

¿Te gustaría ser de esas CREíDAS que son como un imán, que atraen por su brillo, un brillo que no atropella, un brillo que acoge, cobija, sostiene, cuida y además impulsa?

¡Te gustaría ser de esas CREíDAS que generan envidia (eso si de la buena) por sus logros, por su ejemplo, por su carácter, por la tenacidad y amor con el que emprenden, encienden y empoderan su vida?

¿De esas CREíDAS, que por creer en ellas se declaran aprendices siempre con humildad y que movidas por el amor quieren dejar huella en cada lugar, en toda conversación, en cada recuerdo que impriman con su voz generadora de esperanza?

¿De esas CREíDAS que comprenden que CREER en SÍ MISMAS es la fuente de poder del alma y que ese creer les permite ser las protagonistas y generadoras de sus resultados?

¿Te imaginas ser de esas CREíDAS que por creer en sí mismas lograron atravesar obstáculos inimaginables, crecer de manera constante comprendiendo su valía y el valor de su lugar en el mundo?

¿De esas CREíDAS que por creer en sí mismas tienen una vida soñada, en plenitud, balance, equilibrio, tranquilidad y amor?

YO SOY DE ESAS CREíDAS, ¿Sabías?

Porque creo en mí, creo en mi fuerza y doy lo mejor de mí, primero para mí y no me llames egoísta por eso…

Porque amándome primero estoy en balance y puedo dar a los demás de lo que tengo…

Soy de esas CREíDAS porque aprendí a CREER y a DAR…

Ahora… ¿Cuál es el poder que tendríamos muchas mujeres si eligiéramos ser CREíDAS?

Esto te va a encantar: ¿Sabes que podría ser?

Seríamos agentes de cambio, generadoras de contextos de impacto familiar, social y de una comunidad que empuja a otras a tener las mismas oportunidades; una cadena de valor para la sociedad que, desde las CREíDAS, aporte familias e hijos sanos emocionalmente, que genere oportunidades, valor y mucho amor desde una tarea hermosa que siempre hemos tenido y es la generación de armonía para el mundo.

¿¿¿Te antoja???

Gloria Alzate

Nota: me gustaría acá compartir los videos de los programas de creídas